viernes, 30 de marzo de 2012

Dr Jesús María Portillo


Dr Jesús María Portillo

Nació en Maracaibo el 1 de diciembre de 1844. Fue el primer zuliano en ser condecorado con la Orden del Libertador.
Maracaibo, siempre "vigilada por el sol", tuvo la virtud de señalar sus calles con nombres de héroes o patricios, lo que servía a los ciudadanos de incentivo para conocer quién era el personaje que identificaba su ruta diaria. Esa costumbre se perdió, y la municipalidad y la Alcaldía de Maracaibo han hecho caso omiso durante años, de la insistencia de la Academia de Historia del Zulia, de retomar esta práctica.
Y como dijo una vez Enrique Romero: "Si algún dolor hay en nosotros, es haber permitido que esa ciudad se marchara".
Una de las calles señalada como tantas otras con un número, que ha sido imposible referirla de ese modo, es la avenida Doctor Portillo. Pero pocos conocen quién fue el doctor Jesús María Portillo. Nació en Maracaibo el 1 de diciembre de 1844. Y dice uno de sus biógrafos, Juan Antonio Lossada Piñeres, que era "un joven de 33 años, venido de la clase trabajadora y de escasos recursos, con voz firme y ligera, de excepcional simpatía, combatiente por la democracia, de prodigiosa memoria, católico practicante, sin más armas que su pluma y su palabra".
Se trata de un extraordinario orador cuya pasión era el manejo total del idioma, periodista, abogado y jurista, literato, el primer parlamentario zuliano que pidió para las regiones una ley de asignaciones especiales. Rector del Colegio Federal y uno de los fundadores del liceo Baralt, ministro del Interior, juez nacional de Hacienda. Aunque su inclinación era por las ciencias humanísticas, era brillante en matemáticas y álgebra.
Se graduó de abogado en la Universidad Central de Venezuela y obtuvo premios en Derecho Romano, Derecho Disciplinar Eclesiástico, Economía Política y Derecho Constitucional. Fue el primer zuliano en ser condecorado con la Orden del Libertador.
Una de sus obras más importantes es una descripción de la cultura de Maracaibo durante el siglo XIX. Con ese capital intelectual acumulado, al morir el 11 de julio de 1889 a los 45 años de edad, Maracaibo lo veló durante tres días y su entierro fue multitudinario. Dice el pensador italiano Marco Antonio Siluzzio que "nacer en el polvo y levantarse, no tener nombre y conquistar uno, realizar proezas que desarmen la envidia: eso sí que es ser grande". Y eso fue el doctor Jesús María Portillo.
Julio Portillo / La Verdad.com DOMINGO 11 DE SEPTIEMBRE DE 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada